La popularidad de las redes entre partidos y políticos se ha incrementado exponencialmente con el auge de líderes populistas como Trump, Bolsonaro o Salvini, los cuales se han valido de las redes sociales para reforzar e impulsar sus campañas.